Audition 1999 Miike Takashi

Audition (Odishon) 1999 de Takashi Miike

Audition (Odishon) 1999  de Takashi Miike

Adaptación libre de una novela de Ryu Murakami (1), la película nos muestra a Shigeharu Aoyama (interpretado por Ryo Ishibashi),  un productor viudo que con cincuenta y tantos años de edad y una cómoda posición económica, quien desea volver a formar una pareja para el resto de sus días.

Sin embargo, el temor a equivocarse, a encontrarse con una mujer que sólo se interese en dinero, lo lleva a aceptar la extravagante propuesta de un amigo: hacer un casting de mujeres, tomando como pretexto la producción de una película ficticia, protagonizada por un chica que se ajuste a los deseos del viudo.

No muy convencido, Shigeharu sin embargo se deja llevar por lo disparatado de la propuesta, hasta que encuentra la ficha de una intrigante joven llamada Asami (Eihi Shiina).

Hasta ese punto de la película el relato se desplaza tranquilamente por los caminos del relato clásico, rondando el drama romántico y permaneciendo ausentes los elementos grotescos preanunciados por la fama del director.

Esa plácida primera parte  no es más que otra manipulación de Miike hacia el espectador, una falsa ilusión de que las cosas pueden llegar un buen rumbo, e incluso a un happy end. Pero como buen manipulador, Miike sabe cuándo mostrar sus cartas, impregnando a la segunda parte de un tono surrealista y opresivo, signado por lo imprevisible.

Justamente es la falta de límites lo que torna aterradora a la película, todo puede pasar. Y de hecho pasa, llevando al espectador a la perturbación completa, exponenciada por una carga onírica y una puesta en escena, que torna inevitable las comparaciones con David Lynch.

¿Es “Audition” una película sobre la opresión y explotación de la mujer? ¿Es un estilizado ejercicio del sadomasoquismo? ¿Es una maquinaria infernal en la cual entremezclar el relato clásico con la onírica narrativa vanguardista?.

Audition (Odishon) 1999  de Takashi Miike Es todo esto y más, porque al desistir de dejar un mensaje moralista, la película se torna más pura y compleja y las lecturas son múltiples. Además Miike no nos muestra una crueldad cinematográfica, la suya no es la violencia artificial propia de Hollywood, sino un registro del sufrimiento humano puro.

  1. En la novela de Ryu Murakami -también director de cine, realizador entre otras de Topâzu (1992)- el relato está más centrado en el personaje de Asami. Lejos de molestarle, Murakami se mostró muy entusiasmado con los cambios realizados en la versión fílmica, al punto de ofrecerle a Miike realizar una adaptación de su novela “Coin Locker Babies”.

Titulo original :  Odishon, Japón 1999 , 115 minutos
Dirección: Takashi Miike
Guión: Daisuke Tengan, basandose en la novela de Ryu Murakami
Producción: Satoshi Fukushima & Akemi Suyama
Dirección de fotografía: Hideo Yamamoto
Montaje: Yasushi Shimamura

Diseño de producción: Tatsuo Ozeki
Dirección de Vestuario: Tomoe Kumagai
Música: Koji Endo.
Intérpretes: Ryo Ishibashi (Shigeharu Aoyama), Eihi Shiina (Asami Yamakazi), Tetsu Sawaki (Shigehiko Aoyama), Jun Kunimura (Yasuhisa Yoshikawa), Miyuki Matsuda (Ryoko Aoyama), Toshie Negishi (Rie), Ren Osugi (Shibata).

Existe otra película de Miike que tiene una conexión directa con el BDSM : “Ichi the killer” que comentaremos más adelante.

Galería de Imágenes de la Película


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *