DURA-BLANDA relato de una sumisa

Aquí os pongo una nota de una amiga y sumisa, a la cual agradezco su aportación y su confianza y a la que envío un besazo y deseo la mejor de las suertes.

«Llegas en el momento adecuado, tu discreción y saber estar, hicieron de balsamo.
Supiste esperar y hacerte imprescindible, para que esta sumisa, deseara tu mano DURA-BLANDA sin darme cuenta.
Supiste llevarme a tu terreno y dominar mi orgullo y resabios.
Hoy eres el Amo que yo deseo servir, obedecer, respetar y acercar tu silla favorita para recibir tus ordenes.
No olvidare una de nuestras ultimas charlas en la que estabas enojado, por una de mis altanerías, y cuando parecia que todo habia terminado dices una palabra magica «te quiero» tu seguiste aun enojado y haciendome saber que tenia que ser castigada. Hoy estoy castigada soy feliz, no pasa un segundo del dia que no estes en mi pensamiento.
Ya no me queda ninguna duda, llevare el collar que hace meses me ofreces, tu collar que llevare con orgullo y hare todo lo posible para ser digna de el.
Gracias por la forma que tienes de llevarme, que siendo Dominante, sabes tratarme como persona, demostrando que se puede ser duro y tambien muy dulce.
A tus pies mi señor.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *