La Carencia de Amas y sumisas

“No es difícil encontrar, en foros y chats, Amos y sumisos que se quejan amargamente de que, tras buscar durante largo tiempo, siguen sin encontrar alguna Ama o sumisa con la que jugar. En algunos casos esta situación lleva prolongándose durante meses e incluso años, con la consiguiente desesperación y desesperanza del individuo en cuestión.
“No es tema que pueda tomarse a broma. Es muy cierto que la demanda de mujeres en el mundo bdsm es grande debido al exceso de Amos y sumisos o a la falta de Amas y sumisas –tanto monta, monta tanto- en el mercado. No es ningún misterio para nadie que, cuando un Ama o sumisa anuncia públicamente, a través de un chat o un foro, que busca un Amo o un sumiso –según corresponda-, a las pocas horas el buzón de correo de las demandantes rebosa de mensajes de aspirantes.
“¿Por qué hay tan pocas mujeres en el bdsm? ¿Será que a los hombres nos gusta más el bdsm que a las mujeres?
“Definitivamente no. Me niego a creerlo. Hombres y mujeres no somos diferentes en esto. Entonces, ¿cuál es la causa? Según mi opinión, creo que son principalmente dos.
“La primera causa es sencilla de entender: no hay muchas mujeres que estén dispuestas a quedarse a solas con un hombre para hacer juegos bdsm. Lógicamente, esta cuestión afecta más a las sumisas que a las Amas. Pues si bien, desde el punto de vista de las Amas, “nunca se sabe quién te puede tocar”, desde el de las sumisas, ¿quién, en su sano juicio, se dejaría atar –por poner un ejemplo ilustrativo- por un desconocido? En muchos casos, el hacerse esta pregunta provoca el resquemor de la sumisa a entrar en el mundo del bdsm. Contra este argumento… ¿qué puede decirse? La verdad es que yo, en su lugar, pensaría como ellas. De hecho, cuando hablo con sumisas, a menudo les comunico mi admiración por tener el valor para dejarse atar y ponerse en manos de otra persona.
“Cuando trabo amistad con alguna sumisa principiante, si llega un momento en que nos planteamos hacer juegos bdsm, suelo hacer hincapié en que una cosa es hablar de dichos juegos por msn, mientras ella está tranquilamente en su casa, y otra muy distinta será estar ante mí cuando le diga que la voy a atar. A partir de ese momento las palabras y las declaraciones de intenciones estarán de más. Será real. Ella estará atada y a mi completa merced. Si les cuento esto no es para asustarlas o ponerlas nerviosas, sino, precisamente, para que sean plenamente conscientes de lo que va a ocurrir. No me importa esperar el tiempo que haga falta hasta que estén preparadas. Lo que sí considero importante es que lo estén de verdad y que cuando así lo decidan, lo hagan porque confían en mí lo suficiente como para dar ese paso.
“La segunda causa es de carácter histórico. El hombre ha demonizado la sexualidad de la mujer durante miles de años. La fuerte represión sexual a que se han visto sometidas las mujeres –y a la que son sometidas actualmente en algunos casos-, no contribuye precisamente a que puedan expresar libremente su sexualidad. Es cierto que en estas últimas décadas hemos asistido a un progresivo despertar social de la mujer, cosa impensable hace tan solo treinta o cuarenta años, cuando la mujer estaba irremediablemente supeditada a la autoridad del hombre. Este cambio de actitud y mentalidad ha provocado que ya no nos resulte extraño que, en las relaciones sexuales y de pareja, sea la mujer la que tome la iniciativa en muchas ocasiones. Y esto es algo que los hombres deberíamos apreciar en lo que vale, que no es poco. Sin embargo, no debemos engañarnos: por mucho que haya avanzado la mujer en estos aspectos, el muro levantado durante milenios de represión no puede ser derribado tan fácilmente.
“Añádase a todo esto el hecho de que estamos hablando de bdsm. Es decir, que al sentimiento inconsciente de culpabilidad y de estar haciendo “algo malo” por expresar su sexualidad libremente, hemos de añadir que esa sexualidad se revela desde el punto de vista de la necesidad de dominar o ser dominada. Llueve sobre mojado. No es difícil imaginarse a una mujer a la que le atrae el bdsm preguntándose qué pensarán los demás de ella. Si la persona que ha de responder esa pregunta pertenece al ámbito bdsm, la respuesta es muy simple: nada. Si eres mujer y estás leyendo este artículo, da el paso. Habla con nosotros. Te escucharemos, te aconsejaremos y te enseñaremos el camino para que puedas disfrutar plenamente del bdsm SSC*. Porque nosotros somos como tú. Nosotros te entendemos.
“Sabemos por lo que estás pasando: tienes miedo, estás desorientada y te sientes confusa. Nosotros no te juzgamos. Te ayudaremos a aceptarte tal como eres. No eres rara. No estás enferma. Simplemente vives tu sexualidad de un modo distinto.”

Autor: Master Hellcat

de sira{DT}

5 comentarios en «La Carencia de Amas y sumisas»

  1. Hola sira{DT}, lo prometido es deuda.
    A pesar de ser seguidora de los artículos del Señor Hellcat, por si lee esto le felicito por todos ellos desde aquí, como ya te dije no estoy del todo de acuerdo con lo expuesto.
    Me explico: estoy de acuerdo en la parte primera, es cierto que cada vez hay menos sumisas y menos Amas en las salas de chat….me refiero a veracidad, sumisas y Amas reales, no de 9 a 4, mientras los maridos trabajan y los niños están en el cole, no mujeres con fantasías de cuentos de hadas que nunca cumplirán por que en primer lugar, ellas mismas no dan los pasos acertados para ello, y más que nada por que sólo es eso, ocupar las horas libres, creyéndose realizadas a través de las zalamerías y “amistades” de papel cuché.
    Es cierto que los buzones y los privados se llenan de ofertas, insinuaciones, en ocasiones insultos y palabrería barata, y por ello puede ser que dejen de acceder a dichas salas las personas que SI son serias en sus búsquedas, por que no olvidemos que Internet es una herramienta, las salas de chat, el msn, el email son herramientas de contacto y conocimiento entre las personas.
    Con honestidad, veracidad, sinceridad y coherencia, estas herramientas son las mejores para conocer realmente a quienes puedas tener al otro lado, durante el tiempo que se necesite para llegar al grado de confianza y conocimiento necesario para acudir a una primera cita, sin miedo a la persona que, quizás te ate en breve!!!
    Creo más bien, que se dan muchos más casos de sumisas y Amas que acuden a las salas de chat, observan, leen, investigan….. y visto lo visto, no vuelven.
    Así de fácil!
    Con la parte segunda del artículo, estoy completamente de acuerdo también, sigue haciendo mucha falta educación (no me refiero a buenas maneras y respeto, si no a educarse), aprendizaje de unos y otros, yo no abogo por la igualdad, no hay que luchar por la igualdad, por que eso es tanto como dar por supuesto que somos distintos. No lo somos, hombres y mujeres, somos personas, y como tales debemos mirarnos. Eso sí, las mujeres debería dejar de mirar a los hombres como el enemigo, como al que hay que vencer o demostrar que no es más que ella. Y los hombres, quizás debería perder el miedo a verse desbancados en su poder por las mujeres. Con ambas actitudes creo que lo único que se provoca es violencia.
    Ahhh se me olvidaba, mi desacuerdo está en que no tiene por que ir juntas la primera parte y la segunda parte del artículo, creo que son temas distintos.

    Saludos.

  2. Hola Master Hellcat….

    Primero que todo, me presento, soy paloma, sumisa de Bane (su esposa, además) de Colombia; he publicado un blog hace pocos días titulado Brisa del Viento (la diferencia de nombres para evitar que mis compañeros de trabajo relacionen el nombre de mi blog con mi nombre de sumisa…. Fotos comprometedoras y sobre todo un gran ¡ o por dios! Qué pensarán de mi (su jefe) si se enteran que soy sumisa!!)
    Y ahí, un nuevo punto para su interesante reflexión… en ésta era mediatizada y llena de nuevos panoramas para las mujeres, se espera que los paradigmas del pasado hayan quedado atrás; ya no hay lugar para las mujeres sumisas… ahora, la sociedad exige que seamos todas líderesas, que hagamos sentir nuestra palabra, que seamos exitosas, triunfadoras, dominantes…
    La sumisión como virtud ha quedado relegada a un defecto….
    Ya recuerdo yo una reunión con todas las amigas de mi madre, todas estaban pasmadas, recordando con estupor cómo sus abuelas atendían cada una de las necesidades de sus esposos… recuerdo una frase: ¡ les quitaban los zapatos! …. Y yo en mis adentros recordando cómo ese es un ritual vital para mi Señor y para mi….
    El punto, es que otra cosa que nos impide salir a la luz es el miedo a ser sumisas, en éste mundo que exige de nosotras ser dominantes….

  3. Totalmente de acuerdo, Brisa del Viento, esta sociedad nuestra es muy exigente, demasiado, yo creo que en lugar de exigir tanto a las mujeres para demostrar que no hay diferencias entre hombres y mujeres en muchos aspectos, se debería educar a los hombres a no hacer distinticiones…
    Y por otro lado, hay alguién más fuerte, más consciente y más valiente que un/a sumiso/a?

  4. Es interesante el tema que has abierto Master Hellcat y si bien es cierto que podría parecer que a disminuido el número de Amas y sumisas en los chats y foros,creo que también no es menos cierto que suelen abundar los hilos donde se demonizan tanto a Amas como a Amos,generalizando el abuso,que han sufrido algunas sumisas/os ,por parte de ambos,como el engaño que alguna Ama a tenido como tú mismo dices,al no saber que clase de sumiso le a podido tocar.

    En mi opinión falta información en general veraz que transmita que es una practica consensuada,que las sumisas deben seguir unas pautas que a menudo se suelen dar por sabidas u obvias,y esta información debería de ser una parte importante,para mí la que más,tanto en foros como en chats.

    Cualquier sumisa debe de conocer de antemano que no debería dejarse atar en la primera sesión..y quizá ni en la segunda,todo depende de como ella se haya sentido en la primera sesión,que le a transmitido esa persona,y si ese Amo le a insistido repetidamente para dejarse atar,hasta convencerla y vencer su «resistencia» a ser atada.

    Sobre las alarmas silenciosas se habla realmente muy poco, y como los iniciados en el BDSM sabemos nada tiene que ver con las palabras de seguridad,es realmente importante que la sumisa sepa donde se va a realizar la sesión,como se llama él,su número de móvil,y todos estos datos que los conozca otra persona de toda la confianza de la sumisa o Ama.

    Creo que esta falta de información y transparencia es sobre todo lo que más hace dudar a las posibles sumisas o Amas a la hora de darse a conocer.

    En la segunda razón si es cierto que históricamente la mujer siempre a sido «educada» para servir al hombre y esa educación machista ensombrece un poco el rol de la sumisa a la hora de decidirse a disfrutar libremente de la sexualidad,pero para mi nuevamente,la información veraz,contrastada y el que las sumisas que quieran acercarse al BDSM pudieran tener un más fácil acceso a esta información,facilitaria mucho el que más mujeres se atrevieran a disfrutar de esa sumisión consensuada,que absolutamente nada tiene que ver con la sumisión impuesta por la fuerza a sus abuelas desde los aparatos gubernamentales.

  5. Por mucho que aquí se hable y por mucho que se alerte de los peligros de una cita a ciegas con quien dice llamarse Amo o Ama,… creo que la gente que sabe moverse por estos mundos ciber detecta un Dominante a la primera de cambio…. Y creo que no es cierto que haya menos, puede que si comparado con hace digamos dos años?.. pero si lo comparas con hace 15 años cuando empezó la red, el panorama bdsm ha cambiado radicalmente y a mejor, y espero que no siga como ahora si no que aumente y se popularice… en mi caso la Dominación femenina me devolvió la ilusión en mi sexualidad y creo que la liberación de la mujer no va a ser solo en el terreno social si no que tambien vamos a poder dirigir nuestra vida sexual tal y como nosotras queramos (cada una la que desee).
    Por lo tanto lejos de que cada vez haya menos Amas y sumisas en la red sera todo lo contrario.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *