La mirada de Astarté

Dice Carlos Morales en el prólogo del libro que “… con La mirada de Astarté, Pura Salceda ha cerrado el círculo abierto por los Versos de perra negra, alejando el “yo poético” de la abrasadora experiencia de la sumisión para glorificarlo ahora en la no menos ardiente experiencia del dominio”… Porque mi nombre es Astarté, la que lucha, la que vence, la que cabalga río arriba. Puede ser.
… Astarté fue una diosa mesopotámica que representaba la exaltación del amor y los placeres carnales que, con el tiempo, se tornó diosa de la guerra y recibía cultos sanguinarios de sus devotos.
En los mitos clásicos está todo.

Al principio fue la palabra,
el gesto,
la mirada caliente,
las manos quietas dibujando sombras,
marcando límites,
moldeándote.
Luego,
te miré como a un hijo
que se amamanta de sueños.

Te echaste a andar
por fin sólo,
en un vuelo acrobático y mío.
Naces de mí
y a mí vuelves;
me remontas río arriba
para fecundar sin remedio
los días que te habito.
__Poemas_»La Mirada de Astarté» de Pura Salceda.

Un comentario en «La mirada de Astarté»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *