Vírgenes paganas

Saturno Buttò, nació en 1957 en Portogruaro (provincia de Venecia). Buttò cuida mucho la composición y la técnica, la escena se apodera del espectador y consigue atrapar todo el protagonismo.
Pintor realista que se mueve con comodidad entre el fetichismo, el erotismo y la imaginería católica con abundantes alusiones a la instrumentación médica, de frecuente aparición en sus cuadros. A mi entender un maestro en congelar el momento.
Una cultura restrictiva en una sociedad llena de tabús donde la religión asocia el sexo con el pecado lleva a Buttò a convertirse en una especie de voyeur donde la figura femenina es la “donna”. Reconoce su placer por la transgresión que provocan sus pinturas, de hecho la busca en ellas. La mayor parte de su obra se realiza a finales de los años 80 hasta nuestros días, exponiendo tanto en Europa como en Estados Unidos.
Excelente su web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *